Hidrolatos orgánicos

Mostrando los 6 resultados

Los hidrolatos orgánicos se obtienen a través de la destilación por arrastre de vapor de agua de una planta aromática, y es el agua que acompaña el proceso la que nos permite obtener un aceite esencial. Se recogen durante el primer cuarto de hora de la destilación y se envasan directamente para garantizar su calidad y su acción terapéutica. Además, contienen un 1% de moléculas aromáticas, lo que les permite ser beneficiosos y aptos para todo el mundo.

Los hidrolatos orgánicos de Pranarôm se obtienen a través de plantas frescas con certificación biológica. No se diluyen, ni se añaden aditivos (sin perfumes ni conservantes). Otra ventaja es que están acondicionados en un envase aerosol metálico con aire comprimido, lo que permite la aplicación a través de una suave bruma, sin gas propulsión, y evitar así su fácil contaminación. De ahí su nombre alternativo «Hidrosol».

Cada hidrolato tiene un olor característico, que puede ser diferente a su olor del aceite esencial correspondiente (esto es así porque molecularmente no son idénticos). Los hidrolatos orgánicos contienen las moléculas hidrosolubles de la planta aromática, en cambio, el aceite esencial, contiene las moléculas liposolubles. El perfil cromatográfico es diferente, influyendo así en su olor.

¿Para qué sirven?

Los hidrolatos son de gran utilidad en nuestra rutina de belleza. Nos permiten, por un lado, utilizarlos como desmaquillantes; pulverizar un disco desmaquillante con alguno de los hidrolatos orgánicos y añadir unas gotas de aceite vegetal puede resultar en una real mejora para tu rutina de limpieza.

Por otro lado, son geniales como refrescantes de la piel y a cualquier hora del día. Puedes rociar tu rostro tantas veces como necesites y sentir cómo tu piel agradece la sensación de frescor.

En Bienverde tenemos hidrolatos orgánicos y certificados

Enriquece una fórmula con el hidrolato que más se adecue a tu tipo de piel; por ejemplo, un hidrolato de Árbol del té puede ser ideal para pieles con acné, mientras que un hidrolato de Azahar es adecuado para todo tipo de piel. Serán grandes complementos para una piel sensible, como el hidrolato de Manzanilla romana, o para una piel irritada como el hidrolato de Lavanda. En este caso, se recomienda rociar antes de la aplicación de cualquier tratamiento.

En resumidas cuentas, nuestros hidrolatos orgánicos destacan por su contenido de moléculas aromáticas y por la duración y pureza que entrega su envase. Su mayor ventaja es que son fabricados y sellados en una atmósfera controlada, por lo que, una vez abiertos, duran muchos meses y sin refrigerar.

A diferencia de hidrolatos comunes los cuáles suelen durar con suerte un mes en refrigeración antes de comenzar a descomponerse.

Carrito de compra