Para qué sirve el aceite de lavanda: Propiedades y usos que debes saber

Para qué sirve el aceite de lavanda

El aceite esencial de lavanda tiene muchos usos científicamente comprobados. ¡Descubre para qué sirve el aceite de lavanda, cómo puede ayudarte a curar tu piel y a relajarte! 

Principalmente, este aceite cuenta con muchos usos en la aromaterapia y su aroma es del absoluto agrado de la mayoría de las personas a nivel mundial. Entre sus usos más comunes, se destacan el de relajante, analgésico y el uso en la piel gracias a sus propiedades regenerativas. 

Además, es muy conocido por sus características relajantes que ayudan a aliviar el estrés, tratar los nervios y la ansiedad. Sin embargo, este poderoso aceite esencial tiene muchos más usos. En este artículo, conocerás sobre ellos y la razón de su gran popularidad en la aromaterapia. 

El aceite esencial de lavanda es de muy fácil uso a diferencia de otros aceites esenciales que requieren ser calentados o mezclados con ciertos ingredientes. Puedes aplicarlo en la piel directamente, o mediante un difusor aromático.

En algunos casos, también lo podrás combinar con otros aceites o ingredientes para un uso concreto, como te comentamos a continuación.

variedades de aceite esencial de lavanda

Elige aquí el tamaño que prefieras

¿Para qué sirve el aceite de lavanda en la piel?

El aceite esencial de lavanda puede utilizarse para tratar una gran variedad de problemas en la piel. Por ejemplo, para cicatrizar heridas, tratar quemaduras y cicatrices, e incluso combatir el acné. En algunos casos, también puede usarse para tratar llagas, picaduras de insectos o suavizar estrías.

A continuación, te mencionaremos algunos de sus usos recomendados, solo o en combinación con otros aceites:

  • Piel irritada, psoriasis e hinchazón de piel: En estos casos, se combinan 15 gotas del aceite esencial de lavanda con 15 gotas de aceite de caléndula y dos cucharadas de manteca de karité, previamente derretidas a baño maría. Esta mezcla se refrigera en la heladera hasta obtener un bálsamo semisólido.
  • Quemaduras: Para quemaduras solares o por calor se utiliza una combinación de 30 ml de aceite de hipérico con cinco gotas de aceite esencial de lavanda y cinco gotas de aceite esencial de espliego macho. Una vez la piel ya esté fría y fresca aplicar tres veces al día hasta una mejoría apreciable.
  • Acné: En cuanto al acné, el tratamiento debe hacerse con aceite puro de lavanda sobre la superficie afectada o diluido en aceite de jojoba. En pieles grasas o con tendencia a infectarse fácilmente, se puede combinar con aceite de árbol del té.
  • Estrías: Para conseguir suavizar las estrías se lo puede utilizar combinándolo con aceite de argán, pachuli o manteca de karité.

Debido a los efectos de regeneración que tiene en la piel, su forma de actuar se asocia con un aumento en la producción natural de colágeno. Su gran potencial se confirma en el mercado, entre la gran cantidad de productos que lo utilizan como ingrediente base de sus recetas más exitosas.

Para qué sirve el aceite de lavanda, propiedades y beneficios

Beneficios de la lavanda sobre el sistema nervioso

El aceite de lavanda es conocido por su efecto como poderoso anti estresante. Se ha comprobado científicamente en distintos estudios (Lee YL. et al. 2011, Setzer WN. 2009), que este aceite es capaz de disminuir la tensión arterial, el pulso, la frecuencia respiratoria y hasta la temperatura corporal al ser inhalado.

Gracias a los efectos mencionados anteriormente también puede ayudar a calmar los nervios. El disminuir la ansiedad y poder conciliar el sueño, son factores importantes en el bienestar diario. Para poder aprovechar los anteriores efectos, se pueden utilizar 15 gotas de este aceite en un difusor para preparar la habitación media hora antes de ir a la cama. 

También puede aplicarse en la piel, idealmente después de diluirlo en otro aceite vegetal, como aceite corporal, por ejemplo. Las zonas más indicadas para aplicarlo son a lo largo de la columna vertebral, en las muñecas, plantas de los pies y en el plexo solar.

Otras propiedades del aceite esencial de lavanda

Para que puedas comprender a la totalidad para qué sirve el aceite de lavanda, enumeramos aquí otros usos además de los que ya mencionamos.

  • Tratar dolores musculares y articulares: Para tratar estos tipos de dolores, se combina con 5 ml de aceite hipérico o árnica para que actúe en sinergia como analgésico. Aplicar sobre la superficie afectada de dos a tres veces por día.
  • Antiinflamatorio: Aplicando en la zona afectada diluido en aceite vegetal de masaje neutro y realizando friegas para contribuir a la circulación.
  • Alergias: Colabora en disminuir el estrés y facilitar una relajación. Dado que el cortisol juega un papel importante en la aparición de alergias, es un complemento adecuado para abordar ese aspecto.
Aceite de lavanda y difusor

Otras características de la extracción y la planta

La planta de donde se extrae el aceite esencial, no es otra que la Lavandula angustifolia, conocida comúnmente como lavanda oficial o vera. Esta planta crece en hasta 1 metro de alto y puede encontrarse en zonas con una altitud de entre 800 y 1800 metros.

Para poder producir 1 kilo de aceite esencial de lavanda se necesitan 150 kilos de la planta de lavanda.

Conclusión de los beneficios del aceite de lavanda

A continuación, te dejamos un resumen de para qué sirve el aceite de lavanda:

  • Ayuda a tu cuerpo y mente a relajarte, trabajando mecanismos propios y no invasivos
  • Puede servir de analgésico en múltiples situaciones, especialmente contra contracturas o molestias musculares
  • Potencia la regeneración de la piel. Ayuda en tu cicatrización y ayuda a prevenir infecciones, entre otros usos mencionados en la literatura

Si aún no lo conoces obtendrás un gran aliado, que te acompañará a lo largo de tu vida. Y recuerda, si necesitas asesoramiento sobre su uso, ¡no dudes en contactarnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra